En este momento estás viendo El primer acceso directo al Cerro Almodóvar ya es una realidad

El primer acceso directo al Cerro Almodóvar ya es una realidad

La zona de acceso al Cerro Almodóvar, un ámbito que hasta ahora servía de escombrera y se encontraba absolutamente degradado, presenta hoy un aspecto completamente renovado gracias a los trabajos realizados por el Área de Desarrollo Urbano que dirige Mariano Fuentes.

Los terrenos recuperados gracias a esta intervención, cuya primera fase ya ha finalizado, pasarán a forma parte del Bosque Metropolitano, el anillo verde de 75 km. que circunvalará Madrid.

“En esta primera fase, en la que actuamos sobre una superficie de 20.000 m2, hemos realizado una primera zona de acceso directo y accesible al Cerro Almodóvar, uno de los puntos emblemáticos de Madrid”, ha destacado Fuentes, quien ha visitado la zona junto a la concejala de Villa de Vallecas, Concha Chapa.

La actuación, que ha tenido un presupuesto de 2,5 millones de euros, ha consistido en el saneamiento del terreno para la implantación de infraestructuras, en la ejecución de los caminos de acceso y los caminos secundarios para facilitar la comunicación de los vecinos, así como la adecuación de zonas estanciales y en la plantación de especies arbóreas adaptadas a ese terreno, entre otras intervenciones.

También se han protegido y reforzado los taludes existentes y se ha realizado una zona estancial que permitirá presenciar los partidos que se desarrollen en los campos de fútbol que están integrados en esta parcela del Bosque Metropolitano.

En la segunda fase de las obras, que comenzarán en breve, se mejorará la zona inferior del Cerro Almodóvar, kilómetro 0 del Bosque Metropolitano, y se mejorarán las cárcavas, evitando que las motos sigan perjudicando el ámbito.

Además, según ha anunciado Fuentes, próximamente se aprobará de forma definitiva el Plan Especial para la protección arqueológica del Cerro, en el que se descubrió un yacimiento con utensilios de sílex labrados hace unos 30.000 años, e incluso tiene interés geológico, ya que allí se explotaba la sepiolita.

Esta actuación se centra en la recuperación y puesta en valor de este cerro, que con 726 m. de altitud se erige en testigo de Madrid y en elemento de identidad territorial con un importante valor paisajístico y cultural.