Villa de Vallecas sufre una caída del alquiler del 3,4% en el año de la pandemia

Según el último informe de precios de idealista Madrid ha terminado los 12 meses de pandemia con una caída en el precio de la vivienda en alquiler del 10,7%, lo que sitúa el precio del metro cuadrado en la capital en 14,6 euros al mes. Se trata de la mayor caída anual en la ciudad de Madrid desde que idealista realiza este informe. Además, si se tiene en cuenta el precio máximo alcanzado en mayo de 2020, la caída es del 13%.

Todos los distritos analizados tienen precios menores a los de hace un año. La mayor caída se ha producido en Centro donde los precios se sitúan un 14,6% más baratos que en marzo de 2020. En Chamberí la caída ha sido del 11,9%, mientras que en Salamanca se ha quedado en el 11%. 3 distritos han registrado caídas paralelas a la media de la ciudad (-10,7%): Arganzuela, Usera y Tetuán. Por debajo del 10% se encuentran los descensos de Moratalaz (-9,7%), Carabanchel (-8,7%), Latina (-8,2%) y Ciudad Lineal (-8,2%). La menor caída se ha producido en Villa de Vallecas, donde los propietarios solo han reducido un 3,4% sus expectativas, seguida por Hortaleza (-3,6%) y Barajas (-3,7%).

El precio medio en la Comunidad cayó un 8% hasta los 13,8 euros/m2

De entre los municipios madrileños analizados en este informe, las subidas más relevantes son las vividas por Guadarrama, donde los precios se han incrementado en un 25,7%, seguido por Arroyomolinos (25,4%) y Alpedrete (19,1%). El mayor descenso, tras la capital, se ha producido en Tres Cantos (-9,7%).

La capital es el municipio más caro de la Comunidad (14,6 euros/m2) seguido de La Moraleja, con 14,3 euros/m2, Villaviciosa de Odón (12,2 euros/m2), Majadahonda (11,5 euros/m2), y Pozuelo de Alarcón (11,4 euros/m2). Aranjuez marca los precios más económicos de entre los municipios analizados por idealista (7,2 euros/m2).

La pandemia ha golpeado de lleno el mercado del alquiler en España. Según Francisco Iñareta, portavoz de idealista, “volvemos a poner de manifiesto que la mejor manera de bajar el precio de los alquileres no es través de políticas punitivas o coercitivas sino a través de medidas que aumenten la oferta, ya sea dando mayor cobertura jurídica a los propietarios para que se animen a poner sus casas en alquiler, como colaborando con los ayuntamientos para que cedan suelo dotacional para la construcción de viviendas destinadas al alquiler social en colaboración con la empresa privada, ofreciendo ayudas a la rehabilitación o permitiendo la desgravación fiscal para el inquilino, ya que declaren la existencia de un contrato de arrendamiento”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *