Albufera Plaza prepara una vuelta segura 
tras el Covid19

  •  Entre otras medidas, se ha puesto en marcha un intenso protocolo de limpieza y de circulación en el que se diferenciarán los flujos de entrada, salida y movilidad interna.
  • Con puntos de desinfección equipados con geles hidroalcohólicos para uso de los visitantes.
  • Un amplio despliegue de señalética, basado en el sistema “6 Feet” de Cushman & Wakefield, promueve el distanciamiento social y recordará las normas de higiene

Albufera Plaza ha estado trabajando intensamente en las últimas semanas para que la nueva normalidad se instale también en el edificio. El objetivo es garantizar un regreso seguro a visitantes, empleados y operadores.

Las medidas de seguridad, higiene y salud que ha implantado Albufera Plaza, edificio gestionado por Cushman & Wakefield, responden al sistema conjunto “6 Feet Retail” y “6 Feet Office” diseñado por la consultora y que pretende ayudar a los arrendatarios a recuperar la actividad de una forma segura, así como preservar la seguridad y la salud de todas las personas. Este plan está basado en la información que arroja la Organización Mundial de la Salud y se ha completado con el asesoramiento de especialistas médicos y la experiencia previa de profesionales de Cushman & Wakefield que han trabajado en países que ya han iniciado su desescalada, como China, Holanda, Italia, Polonia o República Checa.

Durante las horas de apertura al público, un equipo específico y especialmente formado para ello procederá a la desinfección sistemática de todas las superficies de contacto (botones de ascensores, pasamanos, pomos de las puertas…) y a la limpieza reforzada de baños. Para este trabajo se utilizarán productos homologados y, además, durante las horas de cierre al público se reforzará la desinfección completa del centro utilizando también sistemas de nebulización. Además de esto, el centro dispone de varios puntos de desinfección equipados con geles hidroalcohólicos y alfombras desinfectantes para uso de los visitantes.

Por otro lado, la circulación de los visitantes se ha rediseñado para cumplir con la normativa de distanciamiento social. En las puertas de acceso, la entrada y la salida estarán diferenciadas, y también en los pasillos los flujos de visitantes que caminan en una dirección u otra estarán claramente separados. Para ello, y siguiendo el protocolo “6 Feet Retail” y “6 Feet Office”, Cushman & Wakefield ha estado trabajando en el diseño e instalación de señalética, tanto en superficies verticales como en el suelo, que indican la dirección en la que caminar y recuerdan a los visitantes la necesidad de mantener la distancia de seguridad.

Deja una respuesta