En este momento estás viendo Continúa el plan de mejora de accesibilidad en las paradas de autobuses, también en Puente de Vallecas

Continúa el plan de mejora de accesibilidad en las paradas de autobuses, también en Puente de Vallecas

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, acompañado por el director gerente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Alfonso Sánchez, ha presentado las nuevas actuaciones de la empresa municipal para la mejora de las condiciones de accesibilidad en paradas de autobús.

De aquí a finales de 2022, un total de 26 paradas de la red de autobuses municipales -en diez distritos de Madrid- serán objeto de obras similares de reforma con el respaldo de los fondos europeos NextGeneration. En el acto también ha estado presente Óscar Moral, presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI Comunidad de Madrid) en compañía de varios miembros de la Mesa de la Accesibilidad de la Ciudad de Madrid.

Las 26 paradas incluidas en esta licitación se han identificado como prioritarias a la hora de mejorar la accesibilidad y comodidad para el viajero, teniendo en cuenta el criterio de la demanda de usuarios. Los trabajos se van a centrar en la renovación de la pavimentación afectada, en el saneamiento y el drenaje, así como el establecimiento y señalización de paradas provisionales para mantener la funcionalidad de las líneas afectadas durante la ejecución de las obras.

El objetivo de estos trabajos es reforzar la seguridad vial de los usuarios y las condiciones de acercamiento de los autobuses para asegurar así la subida y bajada de viajeros de forma adecuada, en especial de personas con movilidad reducida. Las obras pretenden, además, solucionar las interferencias de la pavimentación tacto visual respecto de los elementos urbanos circundantes y proporcionar un acceso adaptado cuando estos no se hallen debidamente urbanizados.

La empresa municipal adjudicaba el pasado mes de julio la remodelación de las paradas incluidas en esta licitación por un valor de 500.000 euros contando con el respaldo financiero procedente de los fondos Next Generation a través del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (Mincotur). Se trata de fondos destinados a potenciar la actividad comercial dentro del llamado ‘Plan de modernización y competitividad del sector turístico’.

Red de paradas de la EMT y modelo de marquesina

La red de paradas de la EMT se compone actualmente de 5.182 nodos (paradas en ambos sentidos de una calle, o ubicadas en una plaza), de los que cerca de un 7 % son susceptibles de someterse a mejoras de accesibilidad y comodidad para los usuarios de los autobuses municipales. Actualmente existen 4.500 marquesinas en la ciudad de Madrid.

Para garantizar la accesibilidad y confort, el modelo actual de marquesina que la EMT instala se compone de techo y cristales traseros y laterales que garantizan una protección ante inclemencias meteorológicas, bandas visuales horizontales contrastadas para personas con discapacidad visual, apoyo isquiático y banco con apoyabrazos que mejoran las condiciones de accesibilidad y confort al usuario, mupi y cuadro horario con la identificación de líneas de la EMT, códigos QR y sistema braille para una mejora en la identificación e información de la red de autobuses para diferentes colectivos de usuarios.

Además, la marquesina debe instalarse en un entorno accesible y, para ello, debe contar con una franja de detección tacto visual de parada y con otra franja tacto visual de aviso de bordillo con contraste cromático.

Dónde están las actuaciones

Los nodos de estas paradas pertenecen a los siguientes distritos: Puente de Vallecas, Hortaleza, Usera, Latina, San Blas-Canillejas, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, Centro, Retiro y Chamberí.

A lo largo de los últimos años, la EMT ha promovido la ejecución de distintos proyectos de mejora de la accesibilidad de su red. El pasado mes de abril, la empresa municipal publicaba otra licitación para la mejora de la accesibilidad en un número máximo de 42 paradas de cara al próximo año, procedimiento que ya se ha adjudicado por un montante de 500.000 euros. Estas obras serían susceptibles de obtener fondos europeos y tienen una fecha prevista de ejecución a partir de marzo de 2023.

De forma paralela, la EMT viene realizando a lo largo este año nuevas actuaciones de mejora de accesibilidad en un total de 50 paradas a través del contrato de conservación, traslado, retirada y mantenimiento de marquesinas y postes bus, así como de ejecución de paradas de nueva implantación que permiten dar servicio a las nuevas necesidades que surgen en Madrid al modificarse, o prolongarse, los itinerarios de las líneas de autobús existentes.

La EMT y la accesibilidad universal

Dado que la accesibilidad universal es uno de los valores primordiales de la empresa, la EMT ha realizado un constante e intenso trabajo con el objetivo de conseguir una flota 100 % accesible. La flota municipal ha ido incorporando en el diseño interior de sus autobuses la doble plataforma para compatibilizar el uso de esta superficie por personas en silla de ruedas y cochecitos de niños.

En esta línea, la EMT y CERMI Comunidad de Madrid han mantenido una estrecha colaboración desde 2007 a favor de la accesibilidad universal a través de medidas concretas que facilitan la movilidad de todos los usuarios del servicio de transporte público de autobús en Madrid. La máxima, por ambas partes, ha sido garantizar que todos los ciudadanos – independientemente de sus condicionantes físicos, intelectuales, sensoriales o de edad – puedan desplazarse, ya que el transporte es un factor clave para la autonomía de las personas y condiciona su vida social, profesional y económica.

Este compromiso con la accesibilidad universal incluye, en otras muchas medidas adoptadas, el desarrollo de un sistema de solicitud de parada para personas con discapacidad visual, la implantación del sistema de información acústica SIENA y la formación, por parte de los agentes de Servicio de Atención a Colectivos de la EMT, impartida a personas con diversos tipos de discapacidad para que hagan un uso autónomo y seguro del autobús.