Paisaje de la Luz. Candidatura a Patrimonio Mundial de la UNESCO

El nombre de la candidatura es “El Paseo del Prado y el Buen Retiro, paisaje de las Artes y las Ciencias”

La candidatura incluye el entorno del Paseo del Prado y los jardines del Buen Retiro y se presenta  a la lista en calidad de Paisaje Cultural, un paisaje modelado por el hombre a lo largo de la historia con un valor excepcional ya que representa el primer paseo arbolado dentro de una capital europea para  para que el pueblo disfrutara en un entorno de naturaleza. Más tarde, en la época de la Ilustración, se convertiría en un hito urbanístico con la ordenación del Paseo del Prado gracias a la transformación de Carlos III, cuando se construyeron una serie de instituciones científicas (el Gabinete de Historia Natural, el Real Jardín Botánico y el Real Observatorio Astronómico) para abrir el conocimiento a toda la ciudadanía. Esta planificación sirvió además como modelo a otros paseos similares en España y en toda Hispanoamérica, como la Alameda de México o el Paseo del Prado en La Habana.

Valores

Para que un sitio sea incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO ha de demostrar que posee Valor Universal Excepcional. Los valores que posee la candidatura “El Paseo del Prado y el Buen Retiro” son los que se enuncian a continuación.

Naturaleza

Prado Retiro constituye el corazón verde de Madrid, ubicado en pleno centro de la urbe es quizás el curso que más contribuye a la sostenibilidad de la capital, purifica el aire, filtran la contaminación, amortigua la temperatura y presta múltiples servicios ecológicos a los ciudadanos.

Arte

Prado Retiro atesora un asombroso patrimonio artístico netamente español que a lo largo de más de cuatrocientos años ha configurado este ámbito: las Artes Plásticas de los Museos del Prado, Arte Contemporáneo Reina Sofía, Thyssen-Bornemisza, Artes Decorativas y también la de las Colecciones del Banco de España, Congreso de los Diputados y tantas otras.

Ciencia

Desde su transformación de la mano de Carlos III, Prado Retiro ha constituido la columna vertebral de la ciencia española: el Gabinete de Historia Natural, hoy Museo del Prado, el Observatorio Astronómico y el Real Jardín Botánico, tres instituciones que se conservan en nuestros días.

Espacio cívico

El Paseo del Prado y los Jardines del Buen Retiro han sido preferidos/escogidos/distinguidos por la ciudadanía desde su origen en el siglo XVI: lugar de esparcimiento, espacio para la diversión, y ámbito privilegiado para disfrutar de la música, deleite de las artes y conocimiento de las ciencias. También lo ha sido como escenario de manifestación, de reivindicación o de celebración de eventos señalados o triunfos deportivos.

Valor universal

Desde su aparición en el siglo XVI, Prado Retiro ha constituido el prototipo de las alamedas urbanas en todo el Antiguo Régimen destinado a fomentar el ocio y esparcimiento de los ciudadanos en los cascos urbanos en un entorno de naturaleza, un modelo que se ha trasladado a distintas ciudades del mundo.

Luz del conocimiento

El espacio del Paseo del Prado y el Buen Retiro se transformó en época de la Ilustración, ligándose definitivamente a las Artes y las Ciencias, situando los centros de investigación y ciencia al alcance de todos los ciudadanos e incorporando posteriormente referencias universales de Cultura, con hitos como la Real Academia, sede también de la Asociación de Academias de la Lengua Española, o el Archivo del Real Jardín Botánico que atesora documentos y láminas de expediciones botánicas al Nuevo Mundo como las de Mutis, o un herbario con más de un millón de plantas secas.

Puedes apoyar la campaña subiendo tu foto en la web del Ayuntamiento de Madrid.

One thought on “Paisaje de la Luz. Candidatura a Patrimonio Mundial de la UNESCO

Deja una respuesta