El ‘ecobarrio’ y el ‘ecobulevar’, en la exposición por los 40 años de la EMVS

Con el lema ’40 años creando hogares, transformando Madrid’, la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) ha organizado una exposición fotográfica que conmemora sus cuatro décadas de existencia, que se cumplen este mes de septiembre. La exposición se puede ver en la Biblioteca Municipal Eugenio Trías, situada en el parque de El Retiro, entre el 10 y el 26 de septiembre. La entrada es gratuita.

Estuvieron en la inauguración el concejal delegado de Vivienda, Álvaro González, y el consejero delegado de la EMVS, Diego Lozano. También asistieron los delegados de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, y Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, y la concejala delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana, Silvia Saavedra.

Así son las fotografías, y las actuaciones

Las fotografías, documentos y maquetas seleccionados hacen balance del importante trabajo desarrollado por la EMVS en estas cuatro décadas. No solo ha creado vivienda pública, sino realizado importantes proyectos de adecuación arquitectónica, rehabilitación y regeneración que han ayudado a transformar barrios, plazas, edificios y calles de la capital.

En estos 40 años, la EMVS ha rehabilitado 162.300 viviendas, invertido 2.540 millones en obra nueva y regeneración, gestionado 31.000 alquileres entre particulares y lo más importante, ha construido casi 30.000 viviendas protegidas a precios asequibles por toda la capital.

Un poco de historia

La EMV (incorporó la S de suelo el año 2004) nació oficialmente el 18 de septiembre de 1981 con dos claros objetivos: impulsar la construcción de vivienda social y gestionar programas de rehabilitación para mejorar la ciudad de Madrid. La aventura de la EMV comenzó con una plantilla de tan solo cuatro personas. Hoy la conforman casi 320 trabajadores.

Nada más nacer, la nueva empresa pública pasó a gestionar un patrimonio de 7.453 inmuebles, propiedad del antiguo Patronato Municipal de Vivienda y de su predecesor, el Patronato Municipal de Casas Baratas, fundado en 1932.

La empresa empezó rápidamente a tomar impulso en su actividad constructora y en 1986 ya tenía en marcha 20 promociones que sumaban 1.300 nuevas viviendas protegidas. Además, despega con su faceta rehabilitadora con el objetivo de regenerar en los siguientes años más de 7.400 viviendas en el centro histórico, en zonas como Malasaña, Lavapiés, Conde Duque, Plaza Mayor y Tirso de Molina. En 1987 contaba con más de 18.000 inquilinos.

En 1996, la EMV cumple 15 años con un gran balance: 8.063 viviendas terminadas repartidas en 167 promociones. Pero la empresa pública asume pronto también nuevas funciones dentro de su labor transformadora de la ciudad. Inicia el Programa Especial de Edificios Singulares, con el objetivo de regenerar edificios públicos para ayudar a recuperar el patrimonio histórico de la capital como el edificio de la Bolsa, 8.

También puso en marcha un programa de adecuación arquitectónica para reformar importantes ámbitos de Madrid como el Arco del Triunfo o la Casa de la Panadería de la plaza Mayor o la plaza Dos de Mayo. Inició las Áreas de Rehabilitación Preferente para reformar barrios y ejes de la ciudad tan importantes como las calles Mayor y Fuencarral y zonas de Tetuán.

Vallecas como modelo

Hoy, el ‘ecobarrio’ de Puente de Vallecas y el ‘ecobulevar’ de Villa de Vallecas son de las actuaciones mas emblemáticas de la EMVS. También ha contribuido al desmantelamiento de importantes núcleos de infraviviendas, aportando soluciones habitacionales a sus residentes, en los desmantelamientos de los poblados de Las Mimbreras, El Cañaveral, El Gallinero o la Cañada Real Galiana, entre otros.

La exposición también muestra que la EMVS ha ayudado a transformar muchas de las zonas más emblemáticas de la ciudad. El Templo de Debod, el barrio de Huertas-Las Letras, el Ateneo de Madrid, la plaza del Alamillo, la plaza de Chueca, la plaza de la Paja, la plaza de Antón Martín, la plaza de las Descalzas, la calle Hortaleza, las corralas de Lavapiés, el mercado de la Cebada, la antigua plaza de Oriente, la calle Montera, el Teatro Alcazar…

“La exposición resume a la perfección los tres ejes que han conformado la importante actuación de la EMVS en estos 40 años: construcción de viviendas protegidas, importantes proyectos de rehabilitación y regeneración en toda la ciudad y un buen número de actuaciones singulares”, ha señalado González.

Actualmente, tras construir casi 30.000 viviendas en estos 40 años, la EMVS tiene un patrimonio de 6.600 casas destinadas al alquiler público. El objetivo ahora es seguir desarrollando la misma función social para la ciudad de Madrid, ya que la empresa tiene en proyecto otras 4.000 viviendas.

Deja una respuesta