El parque la Gavia estará rehabilitado a finales de 2021

Los trabajos de rehabilitación del parque de la Gavia, en el Ensanche de Vallecas, avanzan a buen ritmo y, previsiblemente, antes de que acabe este año, las obras estarán finalizadas. Así lo ha dicho el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, durante la visita que realizó  las instalaciones este 10 de febrero, acompañado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y la concejala del distrito, Concha Chapa.

La segunda fase de los trabajos comenzó en octubre de 2019 con una inversión de 17 millones de euros y, a pesar de las dificultades ocasionadas por la nevada y las restricciones por la pandemia, no se ha visto modificado el plazo de fin de obra.

«Los vecinos de Villa de Vallecas podrán disfrutar a finales de este año de una nueva superficie verde, un nuevo pulmón de Madrid y de una apuesta de este equipo de Gobierno por garantizar la sostenibilidad, los espacios verdes y la calidad de vida como elementos determinantes de la recuperación de una ciudad mejor preparada para el futuro” ha dicho Martínez Almeida.

Principales infraestructuras

En las obras ya se han ejecutado las principales infraestructuras, tales como las canalizaciones de la red de alumbrado, saneamiento y riego, así como las estructuras clave: rocódromo, arquetones de la plaza del agua y de la ría, entre otras actuaciones. El gasto plurianual se ha desglosado en tres ejercicios: 652.000 euros en 2019; 8,6 millones de euros en 2020 y 7,8 millones en este 2021.

«Proyectos como este son una apuesta de cualquier gran ciudad y particularmente son importantes en zonas donde hay más desigualdad. Para que la brecha de desigualdad que se puede originar como consecuencia de la pandemia no ahonde en la ciudad de Madrid, es importante el trabajo que hacemos en los distritos del sur y del este» ha señalado el alcalde.

Dentro de esta segunda fase y tras el movimiento completo de tierras de la primera, se han extendido ya los nuevos sustratos del parque y está prevista la plantación de 2.322 nuevos árboles de gran porte, de los que el 50 % ya lo están; seis hectáreas de arbustos y 7.500 metros cuadrados de césped.

Las variedades a plantar varían en función de la ubicación, adaptándose a las características de cada zona. Por ejemplo, junto a la ría se van a colocar especies como alisos o sauces; en la zona del Bosque de los Sentidos, cedros y fresnos; en las alineaciones, especies como almez y gleditsias; en la zona forestal, quercus o cornicabras; en total, más de 50 especies de árboles distintas.

“Tenemos que garantizar la igualdad para que todos los habitantes, en cualquiera de los 21 distritos o de los 131 barrios de Madrid, tengan las mismas condiciones, acceso a las mismas oportunidades y la mejor garantía de equilibrio y que sientan que formamos parte de un mismo proyecto, de un mismo equipo que quiere recuperar ese futuro que esta pandemia nos ha querido arrebatar”, ha dicho Martínez Almeida en referencia al Plan SURES puesto en marcha por este equipo de Gobierno.

Un parque dividido en dos zonas

El parque de la Gavia está dividido en una zona forestal y otra urbana, separadas por una ría permanente que aprovecha el cauce del arroyo de la Gavia. La ría está compuesta por láminas de agua con géiseres y desembocará en un lago. Alrededor habrá un paseo con árboles de ribera y se aprovecharán dos puentes peatonales que ya están construidos.

En la zona urbana estarán la plaza del Agua, el Bosque de los Sentidos y el Árbol del Agua. La plaza del Agua será la única pavimentada, con criterios de drenaje urbano sostenible y se podrá utilizar como punto de reunión para diversas actividades o proyección de cine al aire libre.

El Bosque de los Sentidos recreará un monte a diferentes alturas y estará dividido en tres partes: integración, aventura y sentidos. La primera está pensada para favorecer la inclusión plena de los niños sin importar sus capacidades físicas o intelectuales, con actividades para fomentar el ejercicio físico, la creatividad, la fantasía, la motricidad y la coordinación.

En la zona de aventuras se colocarán toboganes, tirolinas y un juego multiaventura para aprovechar el desnivel del terreno. Por último, en el área de los sentidos habrá instrumentos musicales, juegos de tacto y sensoriales.

El Árbol de Agua será un espacio acuático naturalizado de formas geométricas con el aspecto de un lago que albergará seis plazas, de las cuáles tres recrearán un jardín japonés y las otras tendrán diferentes usos con mesas de picnic y aparatos de ejercicios para personas mayores. Todas ellas con vistas al lago.

La zona forestal estará repartida en cinco colinas (ruedas, reciclaje, merendero, viento y mirador estelar) y cuatro áreas (rocódromo, parkour, deportiva y canina). La colina sobre ruedas se dedicará a la práctica de deportes relacionados con las ruedas como bicicletas, patines o skates mientras que la colina del viento será utilizada por los amantes del vuelo de cometas. Esta parte estará rodeada por un carril bici que conectará con el de la avenida del Mayorazgo.

Fomento de valores medioambientales

La colina del reciclaje supondrá un hito en los espacios lúdicos de Madrid porque promoverá valores medioambientales y acciones como el cuidado del entorno, la limpieza de zonas verdes, el desarrollo del reciclado y la reutilización de materiales. En esta área se aprovecharán los neumáticos que estaban tirados en el parque para construir mobiliario y elementos de juego siguiendo las normas de tratamiento de residuos.

La colina merendero estará equipada con mesas de picnic y arbolado de sombra para reuniones y celebraciones. El Mirador Estelar pretende ser un punto de encuentro y un lugar donde se pueda observar el cielo vallecano desde el extremo más al sur del parque.

El rocódromo, adosado a la colina del reciclaje, será una pared vertical para la práctica de la escalada con distintas alturas adaptadas a diferentes edades. El área deportiva contará con pistas de fútbol sala, baloncesto y parkour. Para las mascotas habrá una gran área canina con elementos de entrenamiento y fuente mixta.

Rehabilitación de la primera fase y parque singular

La primera fase de rehabilitación del parque de la Gavia finalizó en enero de 2018 y consistió en la plantación de 441 árboles y 1.000 arbustos, la conexión a la red de agua regenerada, la instalación de riego por telegestión y su cerramiento para evitar actos vandálicos. Estas obras, que se centraron en 12,5 hectáreas, duraron cuatro meses y contaron con un presupuesto de 845.000 euros.

Por otra parte, sigue en marcha la tramitación de la declaración de singularidad para el parque de la Gavia, que incluiría también la zona verde contigua de La Atalayuela. Entre los dos espacios sumarán un total aproximado de 48,6 hectáreas.

Parque de la Gavia en el Ensanche de Vallecas

 

Deja una respuesta