Peironcely 10, un edificio municipal de especial protección

El Ayuntamiento de Madrid ha concluido el proceso administrativo para la expropiación definitiva de la casa situada en la calle Peironcely, 10. Con la firma del Acta de Pago y Expropiación, realizada el pasado 18 de febrero, el Ayuntamiento abonará 870.000 euros a la actual propiedad del edificio, a través del área de Desarrollo Urbano.

Dicho importe económico se corresponde con la tasación que se ha realizado desde la Unidad Técnica de Valoraciones del Servicio de Gestión de Suelo Público del Ayuntamiento de Madrid.

Este edificio consta de una sola planta y está dividido en 14 viviendas de 25 m2, distribuidas a través de patios interiores. Su construcción, realizada en un estilo mudéjar, es característica de un tipo de casas realizadas a principios del siglo XX, en Madrid, con el objetivo de alquilarlas a familias de extracción humilde.  En la actualidad, es el único edificio de estas características que pervive en Puente de Vallecas.

Tras un Acuerdo Plenario, de fecha 20 de julio de 2017, se aprobó la adquisición del inmueble por parte del Ayuntamiento de Madrid y su inclusión en el catálogo general de edificios y espacios protegidos del Plan General, barajándose la posibilidad de convertirlo en un museo o un espacio cultural que respete su valor testimonial. Posteriormente, en la sesión plenaria del 26 de febrero de 2019, se modifica provisionalmente el Plan General de Ordenación Urbana para la parcela ocupada por este edificio.

El referente histórico de Peironcely, 10

Situada en el barrio de Entrevías, la casa fue fotografiada por Robert Capa, tras los bombardeos sufridos en Vallecas durante la Batalla de Madrid, que fue dirigida por el general Varela, en noviembre de 1936,

Esta imagen formó parte de un foto-reportaje que Capa publicó en los periódicos de mayor tirada de Europa y de Estados Unidos, con la intención de reflejar el sufrimiento de la población civil y, sobre todo, la vulnerabilidad de la infancia en este conflicto bélico.

Aunque la imagen era de las más conocidas de este reportero gráfico en el ámbito internacional, no se conocía su localización exacta, hasta que los fotógrafos José Latova y Alberto Martín comprobaron que la imagen coincidía con la fachada de una vivienda situada en el número 10 de la calle Peironcely.

Para diversos investigadores e hispanistas, junto al alcance informativo del momento, la imagen posee el valor documental de un edificio que ha sobrevivido durante más de 100 años, manteniendo aún vestigios del bombardeo y que en el transcurso de todo este tiempo se ha convertido en referente de la Historia reciente de la ciudad y en un símbolo de paz.

De casa barata, a vivienda digna de alquiler

Este conjunto arquitectónico formó parte de las primeras viviendas que se construyeron en Madrid para alquilar a familias de extracción humilde, a principios del siglo XX, tras la aprobación de la Ley de casas baratas, promulgada por Alfonso XIII en el mes de junio de 1911. Durante sus más de 100 años de historia, siempre han mantenido su condición de viviendas de alquiler.

Junto con la resolución del trámite de expropiación realizado por el Ayuntamiento de Madrid, la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) ha procedido al realojo de las 13 familias que habitaban en Peironcely, 10 y que continuarán en Vallecas.

La EMVS ha proporcionado unos pisos a estas familias en dos edificios de vivienda protegida en régimen de alquiler, situados en las calles Doctor Lozano y Patio de Santiago, en el barrio de Numancia.

Deja una respuesta